volver

Toyota RAV4 híbrido: 197 CV de silencio

Lo que Toyota ha conseguido en el terreno de los vehículos híbridos es espectacular. Es una de las marcas pioneras y junto a Lexus, disfruta de una tecnología y experiencia muy valiosa para el futuro. Un futuro que la marca observa a corto plazo con mucho optimismo, como demuestra la llegada de estos sistemas de propulsión al RAV4.

Apoyándose en los resultados de Auris y Yaris híbridos (que representan una cuota del 58 y 40% respectivamente en sus gamas) para 2016 los cálculos de Toyota apuntan que el peso de los híbridos se moverán en un 40% del total de su oferta, subiendo hasta el 50% en 2017, año en el que se añadirá el original y llamativo C-HR. Las expectativas de venta para 2020 esperan subir la cuota de híbridos hasta el 60%.

Estos pronósticos se apoyan también en los previsibles resultados del coche que ya está a la venta. Para el RAV4 se espera que el 80% de los pedidos recaigan en el híbrido, mientras que deja un 18% para el diésel y un 2 para el gasolina.

Ha habido que esperar a la cuarta generación para poder contar con una motorización mixta pero, además, en esta nueva entrega se ha aprovechado para realizar un cambio de planteamientos a nivel sobre todo de calidades, estilo exterior y mejora en el confort de marcha que añadir a esta interesante versión híbrida.

En el exterior aparecen cambios en el frontal, más afilado, en el que se modifican los grupos ópticos y sobre todo en la tecnología empleada, con led para luz de día y para proyectores principales. En general, con todos los detalles que se modifican se pretende añadir calidad el exterior del nuevo RAV4. Esta intención de proporcionar al RAV4 un carácter más premium se apoya sobre todo en el interior. Aumenta el nivel de acabados y calidades, y pese a que la marca siempre ha tenido muy en cuenta este aspecto.

Lo más destacable, sin embargo, es su calidad de rodadura, lo que redunda en un impresionante confort acústico en el que tienen mucho que ver los cambios en calidad y cantidad de los aislantes empleados. En el RAV4 Hybrid también se aprovechan del excelente silencio de marcha que proporciona cuando nos movemos como eléctrico puro, aunque no serán más de 2 km como mucho.

En circulación normal y salvo que le pidamos al motor todo su potencial, el silencio de marcha es encomiable. No obstante, si necesitamos la mejor prestación del RAV4 Hybrid, y hundimos el pie en el acelerador, hallaremos la habitual personalidad de los cambios CVT, que hasta que no consiguen igualar el régimen del motor a la velocidad real del vehículo o levantemos el pie del acelerador, parece que "resbala" demasiado, subiendo el nivel sonoro que nos llega desde el motor, que gira, por cierto, a un régimen más elevado, sin que se traslade directamente ese potencial a las ruedas.

La marca defiende este comportamiento aduciendo que a lo que lleva la utilización de un vehículo híbrido, por la experiencia entre sus clientes, es a una conducción más relajada y por tanto menos extrema o deportiva, aunque da la talla a la hora de realizar adelantamientos.

Tecnología híbrida

La tecnología híbrida del RAV4 es la habitual de la marca. Comparte motor con el Lexus NX, y su sistema híbrido es similar, aunque con algunas modificaciones en el rendimiento. Concretamente el Toyota ostenta una potencia combinada de 197 CV y gracias a un segundo motor eléctrico que actúa sobre el eje posterior, ofrece la posibilidad de contar con versiones de tracción integral.

En líneas generales, el Toyota RAV4 aparece como un vehículo muy bien presentado, con una excelente habitabilidad interior, y esto se observa sobre todo en las plazas posteriores y en el maletero, con una capacidad mínima de 501 litros en esta versión ecológica, que pierde un total de 46 litros en comparación con los diésel o gasolina. Su comportamiento también es de primer nivel, permite incluso salir de campo y circular con soltura por caminos de tierra.

El RAV4 Hybrid anuncia unos consumos medios de 4,9 litros, que suben una décima en función de la llanta que llevemos y del sistema de tracción. Sin embargo, en carretera no será fácil conseguir estas cifras. A nosotros nos proporcionó en un tranquilo recorrido por autovía de vuelta de la presentación a prensa, alrededor de 7,6 litros finales, con más de media carga.

Hay que destacar que estos vehículos híbridos en donde proporcionan el mejor rendimiento es cuando nos movemos en ciudad, en la que la batería se recupera y es más fácil movernos sólo con energía eléctrica, por ejemplo en el inicio de la marcha. En carretera todo el tiempo necesitaremos de la participación del motor térmico, de ahí la diferencia de consumos.

Fuente: marca.com

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas